¿Sabías que el talco es producido con minerales industriales? Así es, éste es un mineral formado por silicato de magnesio y fácil de producir, de ahí que se utilice desde hace cientos de años.

 

El talco se utiliza para la producción de pinturas, en perfumería, en el lubricado en seco para la industria textil, etc. Su principal propiedad es la de absorber la humedad y dejar la piel seca y suave, por eso se encuentra en distintos artículos de tocador y, obviamente, por sí solo.

 

Aunque no lo creas, la industria del papel es la principal fuente consumidora de talco. Para los procesos se requiere un talco suave, inerte (químicamente hablando), hidrofóbico y organofílico. También es utilizado en plantas de reciclaje de papel pues es perfecto para remover gomas y adhesivos de látex de revistas y catálogos.

 

Recuerda que como cualquier mineral, es necesario controlar su uso tanto a nivel corporal como industrial. Su uso descontrolado puede causar daños para la salud, es necesario utilizadlo de manera controlada y, en caso de resultar alérgico, evitar nuevamente su exposición.