¿Sabías que la arena para gato es un mineral industrial? Así es, aunque existen distintos tipos de arena para tu mascota, en general este producto está dentro de la clasificación de los minerales industriales “absorbentes” donde están las arcillas especiales que tienen fines domésticos.

 

Por lo general, las camas de los gatos son de arcillas absorbentes. También existen arenas de otras consistencias y aquí te mencionamos cuáles son:

 

Arena convencional o de arcilla: es la más vendida, es económica y fácil de utilizar. El problema es el poco tiempo de vida que tiene ya que es necesario reemplazarla rápidamente pues no combate los males olores.

 

Arena aglomerante: esta arena está mezclada junto con otro mineral industrial absorbente llamado “bentonita”, que es un tipo de arcilla. Es una de las arenas preferidas de los gatos ya que compacta las heces y líquido, lo que permite al dueño limpiar más fácil el área y eso lo notan los gatos ya que tienen un lugar limpio por más tiempo. Esta arena es más útil pero también más cara.

 

Arena de perlas de sílice o gel de sílice: ésta es una arena sintética de silicato de sodio y normalmente se conoce como “arena de cristal” debido a su textura y color. Tiene las mismas cualidades que la arena aglomerante pero es más absorbente, resistente y duradera pues dura hasta 30 días. Su principal ventaja es que cuando el gato orina sobre la arena, el arena mojada pasa de blanco a amarillo, lo que permite al dueño identificar bien donde está el desecho.

 

Estas son las tres principales arenas para gatos y son minerales industriales que produce y distribuye el equipo de Grupo Materias Primas.


Fuente: especiespro.es